Los mejores derbis del planeta — 3 de mayo de 2015 | 11:40

United-City, el derbi de Manchester

Un texto de

Manchester-Derby-1

El balón empezaba a asomar en España a través de las minas de Río Tinto mientras en Manchester ya se disputaban emocionantes derbis entre los dos grandes equipos de la ciudad, hoy City y United, entonces St. Marks y Newton Heath Lancashire & Yorkshire Railway. Historia del fútbol.

El United estuvo muy cerca de llamarse “Manchester Celtic” o “Manchester Central”

El fútbol en Manchester, la ciudad del orgullo industrial, fue en sus orígenes un asunto del proletariado. En 1878 los trabajadores del depósito ferroviario de Newton Heath formaron el «Newton Heath LYR Football Club», que tomó prestados el verde y amarillo de la compañía para su indumentaria. El matrimonio se rompió para siempre quince años más tarde, cuando la empresa ferroviaria puso a la venta el campo donde se jugaban los partidos de fútbol. Se eliminó entonces la referencia a la compañía del nombre de un equipo con graves problemas económicos que a principios del siglo pasado se enfrentó a una orden de liquidación.

Para solventar la situación el «Newton Health» organizó un mercadillo para recaudar fondos y, según cuenta la leyenda, el capitán del equipo acudió a la cita con su perro, que llevaba una pequeña caja junto al collar para los donativos. El animal llamó la atención de John Henry Davies, un magnate cervecero, que acabó salvando junto a otros tres empresarios el club a cambio de una participación en la gestión. Así nació el definitivo Manchester United, después de descartar, entre otros, «Manchester Celtic» o «Manchester Central».

El humilde origen del City

Mientras tanto, al este de la ciudad, se fundaba el otro equipo de Manchester. Todo comenzó en 1880 gracias a William Beastow y Anna Connell, miembros de la parroquia de San Marcos, que formaron un equipo de fútbol como una herramienta para mantener alejados a los más jóvenes de las redes del crimen organizado. En 1887 el club cambió de campo y pasó a denominarse Ardwick A.F.C. hasta que siete años más tarde, acuciado por las deudas, el club cambió su nombre para siempre. El 16 de abril de 1894 nació el Manchester City.

Los primeros derbis de Manchester, por tanto, no fueron entre United y City sino entre los trabajadores de un depósito ferroviario y los jóvenes de una parroquia anglicana. Por eso el primer enfrentamiento entre ambos, disputado en noviembre de 1881, fue según el ‘Ashton Reporter’ un «partido agradable». La cordialidad acabó en 1905, ya con ambos equipos con sus actuales nombres, cuando una investigación sacó a relucir unos pagos ilegales a varios futbolistas del Manchester City, que se vieron obligados a cambiar de bando y encontraron refugio en sus vecinos del United. Así le pasó a Billy Meredith, una de las primeras estrellas del fútbol inglés, gran responsable del primer campeonato oficial de Liga para el Manchester United.

La rivalidad fue a mucho más en los setenta, sobre todo a raíz de la salvaje entrada del mítico George Best a Glyn Pardoe durante un partido que estuvo cerca de costarle la amputación al jugador del Manchester City. Cuatro años más tarde, en 1974, el derbi acabó antes de tiempo porque el árbitro tuvo que suspender el partido al ver que ni Mike Doyle ni Lou Macari tomaban el camino de los vestuarios a pesar de haber visto la tarjeta roja.

Denis-Law-backheel

La desgracia de Law

Fueron años difíciles complicados para el Manchester United, que pasó en seis años de ganar una Copa de Europa a verse en segunda división. El descenso fue una tragedia para el club porque llegó por medio de un gol de tacón de uno de sus mitos, Dennis Law, que por entonces vestía la camiseta del eterno rival. Law, Balón de Oro en 1964, no quisó celebrar ese gol porque sabía que mandaba a su United a Segunda Division y, prácticamente, no volvió a jugar al fútbol desde aquel día.

Otras dos derrotas explican también la hegemonía del United durante las dos últimas décadas. Unos meses antes de que Alex Ferguson levantara su primer título para los «red devils», el United caía 5-1 en Maine Road con las consecuentes críticas al entrenador escocés. «Fue la derrota más vergonzosa de mi carrera. Cuando mi mujer me preguntó qué había pasado casi ni podía responder», confesó años más tarde. Luego llovieron los títulos. Una docena de campeonatos de liga, dos Copas de Europa, una Intercontinental y un Mundialito de Clubes. Sequía total para un City que regresó a la elite del fútbol inglés a golpe del talonario de Sheikh Mansour bin Zayed Al Nahyan.

La inyección de dinero ha devuelto a la elite al Manchester City, lo que ha revitalizado el derbi para alegría del fútbol. Y de la ciudad, que ha visto cómo uno de sus equipos paseaba la Premier League en siete de las últimas ocho temporadas. Sin Sir Alex Ferguson en el banquillo de Old Trafford, la batalla entre hermanos parece más viva que nunca.

Víctor Pérez

Víctor Pérez es periodista. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III, fundó en 2001 FIFA-Champions para organizar torneos internacionales online del popular videojuego de EA Sports. Desde 2003 trabaja en el desarrollo de esta web como plataforma de información deportiva, que ha llegado a tener su propia revista interactiva, radio online y foros con una comunidad de más de 10.000 miembros. Durante los últimos tres años ha trabajado en la sección de deportes del diario ABC

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle Plus

Artículos relacionados

Print