Fútbol Internacional — 2 de junio de 2015 | 18:59

Joseph Blatter dimite como presidente de la FIFA

El suizo anuncia la convocatoria de un congreso extraordinario para celebrar nuevas elecciones cuatro días después de ser reelegido

Un texto de

sdfsfer

Joseph Blatter ha anunciado su dimisión apenas cuatro días después de ser reelegido como presidente de la FIFA en el congreso de Zúrich y en medio de un gigantesco escándalo de corrupción que ha salpicado a varios altos directivos, detenidos la semana pasada, e incluso en las últimas horas ha apuntado a su mano derecha dentro de la organización, Jerome Valcke, como responsable de haber autorizado una serie de transacciones financieras que constituyeron en la práctica un soborno para garantizar la elección de Sudáfrica como sede del Mundial de 2010. 

Las nuevas elecciones tendrán que esperar como mínimo cuatro meses según los estatutos de la FIFA

«La FIFA necesita una reestructuración profunda», ha reflexionado Blatter al inicio de su intervención en una comparecencia inesperada, convocada por sorpresa y en la que casi nadie esperaba un anuncio de esa magnitud, sobre todo después del triunfalismo del suizo tras ser reelegido el pasado viernes como presidente de la FIFA al derrotar al príncipe jordano Ali bin Al Hussein, que se retiró después de perder con claridad en la primera ronda de la votación. De hecho, el propio Blatter había descartado la posibilidad de marcharse esta misma mañana en declaraciones a la televisión suiza. «¿Por qué iba a dimitir? Eso significaría que reconozco que he hecho algo mal».

Durante las últimas semanas la presión había aumentado exponencialmente sobre Blatter, sobre todo a raíz de la redada llevada a cabo la semana pasada por las autoridades federales estadounidenses en la que fueron detenidos nueve directivos de la FIFA y cinco empresarios implicados en un fraude que ascendería en total a los 150 millones de dólares. Blatter, que a sus 79 años se ha enfrentado a todo tipo de acusaciones de corrupción, sobornos y chantajes en el organismo que preside desde 1998, ha anunciado que se llevarán a cabo unas nuevas elecciones en el próximo congreso extraordinario de la FIFA, en principio previsto para el 13 de mayo de 2016 en México D.F. pero que con toda probabilidad se adelantará unos meses. Hasta entonces Blatter seguirá al frente de la organización como presidente en funciones.

grafcms

Las sospechas sobre Valcke

Blatter renuncia a su cargo cuatro días después de ser reelegido, seis después de la detención de varios directivos de la FIFA y solo unas horas después de que se filtrara que las autoridades estadounidenses investigan el papel que pudo jugar Jerome Valcke, secretario general de la organización y mano derecha de Blatter durante los últimos años, como el posible alto funcionario que habría autorizado unas transacciones por valor de 10 millones de dólares que fueron derivadas de la federación sudafricana al entorno de Jack Warner, por entonces presidente de la CONCACAF, confederación que representa a las federaciones de América del Norte, América Central y las islas del Caribe.

Aunque la federación sudafricana argumente que ese dinero se destinó a un programa de desarrollo en los países caribeños con motivo de la diáspora africana, las autoridades federales sospechan que se trata del pago del pago de una contraprestación a cambio del voto de varios miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA a favor de la candidatura de Sudáfrica para organizar el Mundial de 2010, según ha revelado el diario estadounidense ‘The New York Times’. A primera hora de este martes la propia FIFA exculpaba de toda responsabilidad a Valcke y apuntaba a Julio Grondona, expresidente de la federación argentina fallecido el año pasado, como la persona que autorizó esa transacción a pesar de que los estatutos de la organización apuntan a que la potestad para hacer ese tipo de operaciones corresponde al secretario general, en este caso Jerome Valcke.

DTNRIDFIFA

Un presidente debilitado

Las detenciones de Zúrich, junto a la investigación abierta por la Fiscalía suiza por la elección de Rusia y Qatar como sedes de las dos próximas Copas del Mundo habían mermado la reputación de la FIFA. Blatter se ha encontrado con el rechazo casi en bloque -salvo España, Francia y Rusia- del fútbol europeo pero, sobre todo, con una enorme presión desde Estados Unidos, que paradójicamente ha pasado de ser la gran ilusión de Blatter para impulsar la popularidad del fútbol a su condena. «Aunque tengo el mandato de los miembros de la FIFA, creo que no tengo el respaldo de todo el mundo del fútbol: aficionados, futbolistas, clubes y en definitiva la gente que vive, respira y ama el fútbol tanto como lo amamos en la FIFA», ha reconocido el suizo.

La dimisión abre el capítulo final para Blatter dentro de la FIFA, donde ha trabajado durante los últimos 25 años en los que ha vivido de todo, desde las acusaciones de compra de votos para vencer en las primeras elecciones a otro escándalo mayúsculo como el caso ISL, una red de corrupción, sobornos y blanqueo de dinero que tejió su mentor y antecesor, João Havelange, y que él jamás frenó. En su despedida Blatter, que ha ganado consecutivamente cinco elecciones a la presidencia, ha reclamado la limitación de mandatos tanto para el sillón presidencial como para los miembros del Comité Ejecutivo, el órgano que por ejemplo decide las sedes de la Copa del Mundo.

Posibles sustitutos

«Se ha ido, vamos a celebrarlo porque el señor Blatter no ha sido una persona honorable desde hace años», ha sentenciado Greg Dyke, presidente de la federación británica de fútbol y uno de los más críticos con el trabajo de Blatter al frente de la FIFA. La dimisión también ha sido celebrada por el que para muchos puede ser su sustituto, Michel Platini, presidente de la UEFA. «Ha sido una decisión difícil. Una decisión valiente. Una decisión acertada», ha reflexionado. La salida de Blatter, eso sí, no será completa si no se producen cambios significativos en la organización tal y como ha recordado el capitán del Manchester City, Vincent Kompany. «Blatter no era el único responsable, ahora tienen que venir más cosas. Transparencia y reforma electoral, y entonces podremos avanzar y volver a hablar de ética», ha publicado a través de Twitter.

La batalla por suceder al suizo al frente de la FIFA queda abierta aunque todavía ni siquiera hay fecha para los comicios. Por el momento ya ha anunciado su intención de presentarse el derrotado el pasado viernes, el príncipe jordano Ali bin Al Hussein, que reclama reformas estructurales y una defensa responsable de los derechos humanos en relación a las críticas por la situación de los inmigrantes que trabajan en condiciones prácticamente de esclavitud en Qatar. Michel Platini, que cuenta con el apoyo del fútbol europeo como presidente de la UEFA, ya dejó caer meses atrás que se presentaría en unas elecciones si no tuviese que enfrentarse a Blatter. Además, tanto Michael van Praag como Jérôme Champagne o Luis Figo podrían intentar presentarse después de sus candidaturas fallidas en las últimas elecciones.

https://www.youtube.com/watch?v=JxzxQ0XL-jM

Víctor Pérez

Víctor Pérez es periodista. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III, fundó en 2001 FIFA-Champions para organizar torneos internacionales online del popular videojuego de EA Sports. Desde 2003 trabaja en el desarrollo de esta web como plataforma de información deportiva, que ha llegado a tener su propia revista interactiva, radio online y foros con una comunidad de más de 10.000 miembros. Durante los últimos tres años ha trabajado en la sección de deportes del diario ABC

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle Plus

Artículos relacionados

Print